Aunque tu bebé no hable todavía, hay varias maneras en las que puedes ir introduciendo nuevas palabras y frases en su día a día.

Una de ellas (y probablemente la más eficaz) es hablándole con naturalidad. Está demostrado que el 90% de los niños aprenden mediante la repetición e imitación de lo que dicen las personas que les rodean.

Lo ideal es que, aunque sea un bebé, utilices de forma natural un lenguaje “normal”, como si hablaras con un niño grande. Poco a poco irá absorbiéndolo como una esponja. En el caso de que el inglés te cueste un poco, no te preocupes, también puedes empezar por enseñarle frases o palabras que uséis cotidianamente.

Yo a mi hijo intento hablarle en inglés todo el tiempo que puedo y, aunque él apenas habla todavía, entiende y responde perfectamente cuando le digo cosas como “give me a kiss” (dame un beso) o “would you like some water?” (¿quieres agua?).

Cuando paseamos, también le señalo objetos cotidianos y le digo el nombre de cada cosa en inglés. Así también aprende nuevo vocabulario casi sin que nos demos cuenta.

En el apartado vocabulario, iré recopilando palabras y frases que utilizo con mi hijo para el día a día, con su respectiva traducción y pronunciación (oirás cómo se pronuncian en el enlace que se abrirá cuando hagas clic sobre cada palabra).

Me gustaría mucho saber si le habláis en inglés a vuestros hijos y qué respuesta estáis obteniendo por su parte.

Anuncios