1. Decidir qué método o estrategia usaréis para enseñarle: es importante que, antes de empezar a hablarle en inglés, decidáis quién lo va a hacer y si será en todo momento o si será en determinadas situaciones (si lo hablaréis solo cuando estéis en casa, si será solo cuando no esté uno de los dos progenitores, etc.)
  2. Hablarle en inglés todo el tiempo posible: teniendo en cuenta el método que vayáis a utilizar, tenéis que hablarle inglés a tu hijo todo el tiempo que podáis. Una de las maneras en que se aprende un idioma es a base de escucharlo, así que háblale, háblale y háblale en inglés todo lo que puedas.
  3. Cantar canciones infantiles tradicionales (nursery rhymes): como ya he dicho otras veces, a los niños les encanta la música y las canciones. Por eso, hay que aprovechar para que aprendan cantando cosas tan variadas como los números, los colores, los animales, el abecedario, los días de la semana, etc. En Youtube y en otras páginas hay muchísimo material sobre canciones típicas para niños.
  4. Cantar action songs: a los niños les gustan mucho las action songs, que son canciones que, como bien indica su nombre, implican acciones por su parte en respuesta a lo que indica la letra de la canción. Algunos ejemplos podrían ser la de “Head, shoulders, knees and toes” o la de “If you are happy and you know it”, ya que al cantarlas hay que hacer una serie de gestos, como tocarse la cabeza, los hombros, las rodillas o los dedos de los pies o bien dar palmas o dar golpes en el suelo con los pies, entre otras cosas.
  5. Leerle cuentos en inglés: otra manera de que los niños aprendan vocabulario en inglés y de desarrollar su imaginación es leyéndoles cuentos en inglés. Lo ideal es hacerlo con cuentos originales en inglés, pero mientras no saben leer aún, también se puede aprovechar cualquier cuento que tengamos escrito en otro idioma y adaptarlo nosotros al inglés.
  6. Escuchar historias: además de leerles en inglés, se pueden aprovechar ratos, como por ejemplo cuando se va en el coche, para que los niños escuchen historias en inglés. Puede que al principio no le presten tanta atención, pero poco a poco lo irán haciendo conforme vayan creciendo.
  7. Señalarle los objetos que os rodean y decírselos en inglés: es una manera muy práctica de que nuestros hijos aprendan vocabulario nuevo. Siempre hay objetos que se repiten, pero también habrá otros que vean por primera vez y, por tanto, se va añadiendo vocabulario nuevo. También se pueden ir ampliando las descripciones poco a poco (por ejemplo, añadiendo de qué color son, de qué tamaño, etc.)
  8. Hacer manualidades: es otra manera divertida de aprender, que es de lo que se trata. Haciendo manualidades se pueden aprender infinidad de temas. Aunque es algo con lo que se entretienen niños un poco más grandes que el mío, en casa ya hemos empezado a hacer alguna cosa.
  9. Hacerle preguntas y repetírselas a menudo: haciendo preguntas como por ejemplo “Where is/are…?”, “Would you like…?”, “Can I have” o “Can you please…?” los niños aprenden sin darse cuenta estructuras gramaticales en inglés. Es importante repetírselas a menudo para que las vayan asimilando poco a poco.
  10. Pintar y dibujar: esta es otra manera de que los niños aprendan vocabulario en inglés. Mientras dibujan, se les puede preguntar de qué se trata el dibujo o ir describiendo lo que creemos que es. También pueden aprender cosas como por ejemplo las letras, los números o los colores (yo aprovecho y le voy diciendo de qué color se trata cuando usa uno para pintar).
  11. Ver dibujos en inglés acordes a su edad: sobre esto también hay muchísimo material en Youtube o incluso en canales de la tele (en España, por ejemplo, se pueden poner lo dibujos del canal clan en versión original e incluso verlos en internet aquí) y es muy útil. Los niños aprenden vocabulario y expresiones que oyen y que quizá uno no le ha enseñado nunca.
  12. Poner música en inglés de fondo: en el coche, en casa o donde sea, poner música de fondo en inglés, aunque no sean nursery rhymes y ni siquiera le estén prestando atención, esto también ayuda para que se les vaya “acostumbrando el oído”.
  13. Poner la radio en inglés de fondo: igual que con la música, también puede ser útil poner la radio de fondo en inglés, tanto si estamos en casa como en el coche. Es una manera de que ellos vayan escuchando diferentes temas y acentos. Se pueden sintonizar algunas emisoras en inglés en la radio o bien en internet, en webs como la de la bbc.
  14. Jugar con flashcards: personalmente, es un recurso que utilizamos a menudo y que va muy bien para aprender vocabulario nuevo y para entretener a los niños en casa o en los trayectos del coche, por ejemplo. Se puede jugar preguntándole cosas como “What is this?”, “Where is the…?” o “Can you see the…?”.
  15. Que él “lea” libros en inglés: aunque el niño aún sea pequeño y no sepa leer, es muy útil para desarrollar su imaginación y vocabulario, que tenga su propia biblioteca con libros que pueda ir “leyendo” cuando le apetezca. Si el niño es más mayor, esto también será un recurso súper útil para aprender a leer y desarrollar la lectura.
  16. Ir a la biblioteca y coger libros prestados: en la biblioteca hay muchos libros para niños que además se pueden coger en préstamo. Podemos ir con él e ir viendo qué libros coge, los que le gustan más. En algunas bibliotecas, además, tienen libros en otros idiomas, como por ejemplo en inglés. Si no es el caso, también se pueden usar libros en versión original y adaptárselos nosotros al inglés.
  17. Repetirle las rutinas en inglés: otra manera de que aprendan vocabulario es ir diciéndoles y repitiéndoles las rutinas (let’s get dressed, let’s wash your face, let’s brush your teeth, etc.)
  18. Elogiarle cuando aprenda a decir algo nuevo: aunque es algo que normalmente hacemos de forma innata, ya que ver cómo aprende a decir cosas nuevas en inglés hace mucha ilusión, es importante elogiarle cuando empiece a decir alguna cosa en inglés para que se siga esforzando.
  19. Tener una au-pair en casa: esta es una experiencia que todo el mundo recomienda. Si la au-pair no habla otro idioma que no sea inglés, nuestro hijo se tendrá que esforzar más que nunca para comunicarse con ella, por lo que seguro mejorará su nivel de inglés y también podrá escuchar a alguien nativo hablando en inglés.
  20. Buscar webs de recursos y juegos para niños de su edad: hay muchas webs con juegos, vocabulario, manualidades y tantas otras cosas más en inglés para niños, clasificadas por edad.
  21. Viajar a algún país anglosajón: si nuestro hijo viaja a algún país donde se hable inglés, aunque solo sea durante unos días, seguro que se suelta a hablar más inglés con el resto de personas, especialmente con los demás niños, que sólo se comunicarán en ese idioma con él.
  22. Usar alguna aplicación para niños: hay muchas aplicaciones, tanto gratuitas como de pago, con juegos, canciones, historias, cuentos, etc. con las que los niños pueden disfrutar y aprender, también para todas las edades.
  23. Unirse a un playgroup para que juegue con otros niños en inglés: con esta opción, el niño también se esfuerza más, ya que tiene que comunicarse en inglés con los demás niños. También es una buena oportunidad para que los padres conozcamos a otras personas de nuestro país o de otras nacionalidades que hablan inglés o que están criando a sus hijos de forma bilingüe o multilingüe.
  24. Ir al zoo o al acuario: esta es es una oportunidad para que nuestros hijos vean animales reales que han aprendido a decir en inglés a través de los libros o los dibujos. Cuando los ven, les hace mucha ilusión y repiten los nombres una y otra vez. Si ellos no lo hacen, también podemos aprovechar nosotros para enseñárselos y recordarles cómo se dicen en inglés.

  25. Jugar en inglés: hay muchos juegos típicos de la infancia a los que se puede jugar en inglés para aprender nuevo vocabulario, como por ejemplo, el de hide and seek (escondite), en el que se pueden ir haciendo preguntas en voz alta como “Where are you?” o “Are you behind the…?”, “Are you under the…?”. Otro juego típico sería el de I spy with my little eye (veo veo), que consiste en que el niño vaya adivinando, mediante pistas sobre las características del objeto al que nos referimos (color, tamaño, etc.), qué es lo que vemos. Lo bueno de este juego es que se puede llevar a cabo en cualquier parte. Estos son solo 2 ejemplos, pero prácticamente cualquier juego se puede adaptar para enseñar y aprender inglés.
  26. No hacer caso de las personas que nos desanimen: esto es importante, ya que hay veces que algunas personas (muchas veces sin ser conscientes) nos transmiten miedos o dudas sobre si estaremos haciendo bien al hablarles en inglés a nuestros hijos y nos desanimamos. No hay que hacer caso de estos comentarios, hay que seguir con el objetivo que nos habíamos marcado, a pesar de las dudas, los miedos y la posible incomprensión de algunas personas.
  27. ¡Tener mucha paciencia y ánimo!: enseñarle inglés a nuestros hijos (sobre todo, si no se trata de nuestro idioma nativo) conlleva un gran esfuerzo mental y de tiempo. El proceso será largo, por lo que se necesita mucha constancia, paciencia y ánimo para llevarlo a cabo. Quizá tengamos momentos de bajones y dudas, pero creedme, el esfuerzo da resultados, así que ¡mucho ánimo!
Anuncios