Tenía muchas ganas de compartir con vosotros esta entrevista en la que Thasin Rahin nos habla sobre Badanamu, un método con el que nuestros hijos pueden aprender inglés mediante el juego interactivo.

Thasin Rahim es Doctorada en Educación, especializada en las etapas de infantil y primaria. Es experta en inteligencias múltiples y enseñanza de inglés como segunda lengua, así como en distintas metodologías activas e innovadoras. Recientemente fue premiada en el marco del Global Teacher Prize (el “Nobel” de educación) que concede la Varkey Foundation con una mención especial que la sitúa entre los 100 mejores profesores del mundo. Actualmente, es Directora de Innovación y Calidad Educativa del Colegio Liceo Europa (Zaragoza) y colabora con varias universidades españolas, la Universidad de Boston y el equipo de educación de Badanamu.

A continuación podéis ver a Thasin en el cole donde trabaja:

thasin

Respecto a Badanamu, he de decir que en casa sólo llevamos probando el método unos días y estamos encantados. En concreto, tenemos el Bada Pen y los 4 tableros interactivos y mi hijo está aprendiendo muchas cosas y, sobre todo, lo está disfrutando, que es de lo que se trata. Eso lo comentaré en otro post 🙂

Os dejo con la entrevista:


¿Qué es Badanamu?

Badanamu es una metodología de aprendizaje que propicia la adquisición del inglés a edades tempranas a través del juego activo y que integra nuevas tecnologías para incrementar el interés del niño por aprender.

Está pensada para que cada niño pueda aprender inglés como segunda lengua a su propio ritmo y desarrollar las competencias sociales y emocionales correspondientes a cada etapa madurativa.

El objetivo es potenciar la adquisición natural del idioma proporcionando las experiencias necesarias para que se sienta cómodo, motivado y feliz a la hora de aprender.

Uno de los valores más importantes de Badanamu es que elimina la frustración del niño cuando se encuentra ante contenidos nuevos en el segundo idioma. Esto es posible gracias al vínculo afectivo que el niño establece con los diferentes personajes y al entorno de emociones positivas que se genera en torno a ellos. Así se evita cualquier situación negativa en el proceso de aprendizaje.

 ¿En qué se basa Badanamu? ¿Cómo aprenden inglés los niños con Badanamu  y por qué debo esperar que funcione?

Las claves de la metodología de Badanamu son el aprendizaje a través de la emoción y del juego activo y multisensorial.

La neurociencia y la teoría de inteligencias múltiples de Howard Gardner nos han revelado información importantísima sobre cómo la emoción y el aprendizaje activo basado en el juego son determinantes en el proceso de aprendizaje. El juego es la forma natural de aprender de los niños y la emoción es el ingrediente necesario para que lo que aprendemos perdure a largo plazo en nuestra memoria.

Esta base metodológica, combinada con la interacción a través de diferentes tipos de herramientas sensoriales y digitales dirigidas a despertar la curiosidad del niño, como personajes, historias y juegos, incrementa su motivación a la hora de interactuar en inglés. De esta manera, Badanamu permite un aprendizaje activo y dinámico y favorece el progreso natural del idioma.

El objetivo principal es permitir que el niño tenga oportunidades de descubrir un concepto de diferentes formas. Así, se enriquece el aprendizaje y el niño puede aplicar sus conocimientos en los diferentes contextos que le irá proporcionando Badanamu a lo largo del programa hasta asimilar la complejidad total del contenido.

Además, el método no sólo engloba todos los contenidos necesarios para el aprendizaje del inglés, también tiene en consideración tanto la evolución cognitiva natural y emocional del niño, como sus distintas inteligencias, para ayudarle a potenciar cada una de ellas de forma transversal.

¿Para qué edades está pensado?

Los contenidos de Badanamu están indicados para niños de edades comprendidas entre los 6 meses y los 7 años. En cuanto al método en sí, se divide en 5 programas de inglés dirigidos a distintas etapas:

  • Bada Genius (de 18 a 36 meses): Se trabaja la estimulación temprana de forma sensorial junto con el desarrollo de la motricidad gruesa, a través de la música y el movimiento y se inicia la escucha activa de cuentos y canciones infantiles en inglés.
  • Bada Rhyme (de 24 a 48 meses): Las rimas y la repetición de los cuentos son los protagonistas en este segundo programa. Estos dos elementos ayudan a los niños a desarrollar la memoria y a entender la funcionalidad del lenguaje.
  • Bada Talk (a partir de 36 meses): Sin duda, mi programa favorito. Se trata de permitir que el niño vaya ganando confianza en sí mismo mientras construye su vocabulario por medio del juego y la participación activa en distintas historias, a través de canciones, cuentos y juegos.
  • Bada Sound (a partir de 36 meses): Los niños se inician a la lectura temprana mediante el juego interactivo. Empiezan a comprender y a leer frases sencillas.
  • Bada Read (a partir de 48 meses): Se sigue trabajando y profundizando en la lectura y la comprensión en mayor grado.

 

 ¿Con qué frecuencia debería usar mi hijo Badanamu en casa?

Los formadores de Badanamu recomiendan entre una y dos sesiones a la semana. Yo aconsejo dos sesiones guiadas a la semana en días no consecutivos y dejar que el resto de días el niño tenga la oportunidad de explorar y aprender de forma autónoma con su BADA PEN.

También es recomendable que los niños tengan libros siempre a su alcance y limitar el tiempo de uso de pantallas: 15 minutos de juego activo con las apps son más que suficientes.

 ¿Cómo se desarrolla una sesión guiada de Badanamu?

Durante las sesiones guiadas realizamos los cuatro pasos: cantar, leer, jugar y crear.

La mejor forma de iniciar una sesión es activar el motor sensorial y cognitivo. A través del movimiento, captamos la atención del niño y despertamos su mente. ¿Por qué? Porque cuando escuchamos música, nuestro cerebro libera dopamina, una neurohormona que está relacionada directamente con el placer. Así, desde el primer momento, empezamos a fortalecer la memoria e iniciamos el aprendizaje.

Activados los motores,  podemos realizar una actividad dirigida a desarrollar la imaginación del niño mediante la lectura de rimas y cuentos, utilizando el juego como instrumento.

La parte de la sesión que yo considero más divertida son las denominadas actividades “hands-on” (el aprendizaje práctico) que propone Badanamu. Se trata de hacer manualidades, cocinar, realizar experimentos, etc. Aquí se observa cómo el niño aplica lo que aprende.

Al finalizar cada actividad, ya sea cantar, leer o crear, hacemos una pausa para dejar que el niño tenga la oportunidad de jugar y explorar libremente la temática que hemos trabajado. Así le permitimos descubrir y aprender a su propio ritmo. El momento de juego libre es, en mi opinión, el más valioso de todos.

 ¿Aprenden otras cosas además de inglés?

Ciertamente. Badanamu es más que un método de inglés.

Hoy en día, cuando hablamos del aprendizaje del idioma, debemos de tener en cuenta factores como el contexto emocional, cognitivo y social. Es imprescindible que el niño integre el segundo idioma como una lengua de comunicación diaria con otros, lo que implica que aprendan a gestionar sus relaciones y a construir una base emocional sólida y que aprendan sobre otros entornos que son necesarios en estas edades.

¿Qué resultados puedo esperar en el aprendizaje de mi hijo si usa Badanamu?

Desde mi experiencia personal, en primer lugar quiero señalar que los resultados se observan a corto plazo y son duraderos, porque todos los contenidos están relacionados con temas que tratamos a diario con los niños. No son contenidos que dejemos aparcados una vez aprendidos; forman parte de un continuo aprendizaje y crecimiento en la adquisición del inglés.

Hay dos tipos de resultados que vamos a observar  a lo largo del proceso de aprendizaje de nuestros hijos:

El primero está relacionado con el desarrollo lingüístico: mejora de la pronunciación, un mayor vocabulario cotidiano y dominio técnico (como construcciones de frases de forma natural), así como la iniciación de la lectura a una edad muy temprana mediante el aprendizaje activo y el juego.

El segundo está relacionado con el desarrollo emocional y psicológico del niño. Aplicando la metodología Badanamu, he observado en los niños un aumento del interés y la motivación, mejoras notables en atención y capacidad, mejora de la auto-gestión de emociones y sentimientos gracias a los personajes… Y, lo más importante, aprenden a ser positivos para consigo mismos. Desaparece la frustración que a veces genera el aprendizaje de un segundo idioma.

 ¿Los padres que queremos usar Badanamu con nuestros hijos tenemos que saber inglés?

Badanamu es válido tanto para padres que hablan inglés y necesitan recursos que les ayuden a incrementar el interés de sus hijos por practicar y desarrollar este segundo idioma, como para padres que, pese a tener poco conocimiento de la lengua, tienen interés por practicar y aprender en aprender en paralelo con sus hijos. Naturalmente, en este segundo caso, la experiencia es más rica cuando contamos con el apoyo de un profesor de inglés.

Uno de los temas que más nos preocupa y que más inseguridad nos genera a los padres es nuestra pronunciación del inglés. Badanamu ofrece a las familias la posibilidad de interactuar con los cuentos y los juegos a nivel humano y personal y también la de realizar el acompañamiento de la lectura con el BADA PEN. Este dispositivo se ha diseñado para favorecer el aprendizaje autónomo e independiente del niño.

¿Qué destacarías del aprendizaje con el BADA PEN?

Una de las particularidades que más me gustan de este lápiz “mágico” (como lo llaman mis alumnos), es la voz que escuchamos al interactuar con los distintos cuentos y aplicaciones. Me encanta cómo el BADA PEN transmite diferentes sentimientos mediante el tono de voz y desata la imaginación mediante sonidos sensoriales. Por ejemplo, cuando Bada se levanta de la cama, podemos escucharle bostezar. Estos simples sonidos transmiten distintos estados de ánimo, como entusiasmo, tranquilidad… y sensaciones vivenciales diarias que los niños tienen y de las que a veces no somos conscientes.

Para terminar, ¿qué es lo que más valoras de Badanamu?

A la hora de desarrollar las distintas actividades y utilizar los distintos materiales con los niños, uno de los aspectos de Badanamu que más valoro, es que transmite mucha fuerza emocional; esto ayuda a conectar rápidamente con ellos y a generar la motivación necesaria para que deseen aprender.


Desde aquí quiero darle las gracias a Thasin por explicarnos qué es Badanamu y compartir con nosotros su experiencia con el método.

 

Anuncios