mg_6390-2Estos días de invierno en los que está haciendo tanto frío, uno a veces no sabe dónde ir con los niños para que se lo pasen bien y no se congelen. El sábado pasado, nos encontrábamos precisamente en esa situación: queríamos salir a algún sitio, pero hacía muchísimo viento y tampoco era plan de ir a ningún parque. Así que, buscando por internet, mi marido encontró un sitio en Barcelona que pintaba muy bien: se trataba de un parque infantil cerrado en un local en el que también había una cafetería en la que podían estar tomándose algo los padres mientras los niños jugaban. Así que decidimos ir.

parque-de-juegos-web-3-1200x800

El local está ubicado en la zona alta de Barcelona y por entrada tiene una cristalera en la que se puede leer bien grande el nombre del sitio, “Peekaboo“. La verdad es que desde que entramos por la puerta nos gustó mucho.

Llevamos a Joel a la zona infantil, donde había un tobogán grande por el que todos los niños querían tirarse y 3 estancias más pequeñas en las que había juegos, una zona de Legos y otra con unas cocinitas de madera para jugar. Al final del local también había una sala más grande con mesas donde los niños podían pintar y colorear. Mientras mi hijo jugaba, nosotros íbamos turnándonos para tomar algo o estar con él. La cafetería era un sitio muy acogedor y lo que más me llamó la atención fueron las estanterías en las que tenían varios libros infantiles para vender, separados por idioma (inglés o español).

peek-5-1600x1200Lo que más nos sorprendió fue que, estando en la zona infantil, rodeados de bastantes niños y padres (supongo que todo el mundo debió pensar ese día como nosotros que era buena idea ir a un sitio así con esas temperaturas en la calle), escuchamos cómo varios padres y madres les hablaban en inglés a sus hijos, claramente sin ser nativos. La verdad que cuando llevaba un rato escuchando a varios padres diciendo frases en inglés (algunos incluso en Spanglish), me sentí bastante bien, ya que me di cuenta, una vez más, que no soy la única “friki” que le habla inglés a su hijo sin ser nativa. Y es que el sitio en cuestión, además de usarse como parque infantil, durante la semana es una guardería trilingüe (español-catalán-inglés), por lo que imagino que es normal que el lugar sea algo así como un punto de encuentro para padres que quieren que sus hijos aprendan inglés.cocinita-1-e1477388892244

No sé cómo será como guardería pero, sin duda, creo que el parque infantil es un sitio al que vale la pena ir. Allí encontraréis más padres y madres que también hablan inglés con sus hijos, por lo que os sentiréis un poco menos raros 🙂 Me gustaría poder descubrir más sitios así.

¿Vosotros conocéis alguno más?

 

Anuncios