Hoy por hoy podría decir que uno de los juegos con los que más se entretiene mi hijo es con la plastilina (playdough). Nos podemos pasar ratos largos haciendo figuritas y jugando a diferentes cosas con ella y la verdad es que se puede aprender y repasar un montón de vocabulario en inglés. Hay muchos juegos distintos que se pueden llevar a cabo con ella, a continuación os dejo algunos de ellos:

Aprender y repasar las formas: se pueden practicar las formas que se nos ocurran, como por ejemplo square (cuadrado), triangle (triángulo), circle (círculo), heart (corazón), oval (óvalo), rectangle (rectángulo). Con niños más mayores también se pueden practicar formas más complejas como hexagon (hexágono), heptagon (heptágono), etc. (con estas me lío hasta yo en castellano muchas veces, jeje). Para jugar a esto, nos pueden servir desde moldes de cocina (tipo los de galletas), figuritas que tengamos por ahí (como las de este juego que tenemos nosotros en casa) o bien hacer nosotros las formas cortando con cuidado las figuritas con algún cuchillo de plástico.plastilina

Hacer muñequitos para recordar las partes del cuerpo: se pueden ir diciendo las diferentes partes de la cara y del cuerpo de una persona haciendo cualquier figurita sencilla con nariz (nose), ojos (eyes), orejas (ears), cabello (hair), barbilla (chin), brazos (arms), etc.

Jugar con diferentes objetos cotidianos: hay mucho vocabulario de objetos del día a día que se puede practicar mientras hacemos figuras con plastilina. Por ejemplo, nosotros hicimos el otro día unas glasses (gafas), nos las pusimos y entonces mi hijo iba diciendo “glasses! glasses!”, a lo que yo decía: “yes, I am/you are wearing glasses!”. Otros objetos que se pueden hacer en miniatura con plastilina podrían ser una mesa (a table), uplay-doh-841826_640-1na silla (a chair), un sofá (a sofa), una cama (a bed) o cualquier otra cosa que haya dentro de una casa. Nosotros a veces hacemos “una casa” (en la que las paredes son libros) y dentro vamos poniendo los diferentes objetos y hacemos que algún muñeco duerma o coma, etc. y vamos narrando las diferentes situaciones en inglés.

Jugar mezclando plastilina y otros materiales: se pueden utilizar diferentes materiales como pasta cruda o pajitas de plástico. A los niños les encanta clavar los materiales en la plastilina e ir imaginando que son diferentes cosas. Por poner un ejemplo, el otro día nosotros hicimos una serpiente (a snake) usando macarrones crudos unidos con una goma por dentro y le pusimos una cabeza hecha de plastilina.

Hacer helados y pasteles: esto probablemente entraría dentro de la categoría de “jugar con diferentes objetos cotidianos”, pero lo pongo a parte porque a mi hijo le encanta especialmente que le ayude a hacer helados (ice creams) y pasteles (cakes) de plastilina (¿será porque es muy goloso?). Además de hacerlos de distintos colores, algo que también le divierte mucho es hacer velas (candles) (tanto de plastilina como de cualquier cosa que tengamos a mano), hacer ver que las sopla y cantar el Happy Birthday o Cumpleaños feliz (en inglés o castellano, según le apetece).

Hacer aelephant-20071_640nimalitos y recordar cómo se llaman: es muy divertido hacer distintos animales, como por ejemplo un elefante (an elephant), un mono (a monkey), un conejo (a rabbit) o un perro (a dog) y que jueguen entre ellos.

Hacer figuritas de sus dibujos favoritos: esto ya es bastante más entretenido y complicado, pero una vez hechas las figuritas en cuestión, alucinan. A mi hijo le encanta que le haga con plastilina los muñecos de la Patrulla Canina o los de Badanamu y jugar con ellos. La verdad es que los niños los deben ver con buenos ojos, porque algunas figuritas son bastante complicadas de hacer y no quedan tan bien como reflejan sus caras de asombro 🙂

Practicar los números y las letras: se pueden usar tarjetas o imprimibles con números y letras e ir poniendo las formas de plastilina correspondientes por encima. De esta manera, se pueden aprender o repasar letras o números mientras los niños se lo pasan bien con esta actividad.

Por supuesto, algo que también se puede practicar con casi todos estos juegos son los colores. Mientras se hace cualquier muñequito o forma, se puede ir describiendo con distintos adjetivos y añadiendo también los colores, como por ejemplo: look! it’s a big yellow star!

Nota: Si vuestros hijos son muy pequeños y no os hace gracia que jueguen con plastilina por si se la llevan a la boca, siempre podéis seguir alguna receta de plastilina casera, en internet hay un montón.

¿A vuestros hijos les gusta jugar con plastilina? ¿a qué jugáis con ella?

Anuncios