Está claro que para que un niño aprenda inglés o cualquier otro idioma, la mejor manera de hacerlo es introduciendo el idioma en su día a día, en sus rutinas, de forma natural. Para ello, hay diversas maneras de hacerlo, pero todas conllevan una inmersión en el idioma. Hoy entrevisto a una pareja de profesores de secundaria que son los creadores de un proyecto que precisamente lleva por nombre “Vive Inmersión”, que consiste en poner en contacto a estudiantes que quieren aprender inglés con familias nativas inglesas. Las familias anfitrionas están radicadas en España (la mayoría en la zona sur de Alicante) y acogen a los estudiantes en sus casas para ofrecerles el aprendizaje del inglés a través de una verdadera inmersión lingüística.

Aunque esta pareja no da clases de inglés, está muy vinculada con los métodos de enseñanza y aprendizaje de este idioma, ya que, además de este interesante proyecto, tienen un hijo de 5 años bilingüe en inglés.

A continuación encontraréis algunas preguntas sobre Vive Inmersión y su proyecto familiar bilingüe:

-¿Cuándo y por qué surgió Vive Inmersión?

 En el 2016 el instituto público en el que damos clases se acogió a un programa de enseñanza plurilingüe, y vimos que los alumnos que cursaban esta opción dando la asignatura de Sociales en inglés aprendían rápidamente el idioma, adquiriendo no solo gran facilidad para entender al profesor, sino gran soltura a la hora de expresarse oralmente, perdiendo el miedo y la inseguridad a la hora de hablar.

Esto hizo plantearnos que en realidad en España no se enseñaba correctamente el inglés, ya que siempre se carece del proceso más natural que existe para la adquisición de un idioma, el uso del mismo como medio de comunicación.

A raíz de esto, se nos ocurrió que si el proceso de inmersión estuviera al alcance de todo el mundo el aprendizaje del inglés sería más fácil, sobretodo la destreza del “speaking”, aquella que más nos cuesta a todos. Puesto que vivimos en zonas donde familias inglesas viven durante todo el año, decidimos ponernos manos a la obra con este proyecto.

 – ¿Qué ventajas o beneficios puede tener alguien que realice una inmersión lingüística con una de vuestras familias?

 La principal ventaja es no tener que salir de España para realizar auténticas inmersiones lingüísticas con familias que desean realmente enseñar su idioma. El aprendizaje de una lengua a través de la inmersión es la mejor manera de aprenderlo puesto que la nueva lengua se vive, se experimenta constantemente, y en situaciones reales de vida.

 – ¿En qué lugares se pueden realizar las inmersiones lingüísticas de Vive Inmersión? 

 En el sur de la provincia de Alicante, puesto que hay colonias de extranjeros que se relacionan casi exclusivamente entre ellos.

 –¿De qué idiomas son nativas las familias con las que trabaja Vive Inmersión?

 Actualmente disponemos de familias inglesas, alemanas, rusas, francesas y holandesas.

 -¿Hay un periodo mínimo o máximo de estancia? Si es así, ¿cuál?

El período mínimo sería un día sin incluir la noche. No hay período máximo, depende del estudiante y los días que quiera pasar alojado con la familia.

 –¿Qué requisitos hay que cumplir para poder hacer una inmersión con una de vuestras familias? ¿y para ser familia acogedora?

 No hay requisitos, pero se recomienda tener un nivel mínimo de conocimiento del idioma, puesto que las familias casi desconocen el idioma español y puede ser complicada la comunicación si el estudiante no sabe decir nada en el idioma que quiere aprender.

Para ser familia acogedora necesitamos estar seguros de que sean familias que realmente estén convencidas con el proyecto, que tengan ganas de trabajar con los estudiantes y enseñarles todo lo que necesiten.

Lo mejor del sistema es que son los propios estudiantes los que mediante sus opiniones están evaluando de alguna forma a las propias familias, lo cual hace que éstas tengan más o menos solicitudes de inmersión.

 –¿Las inmersiones lingüísticas son para una sola persona o se pueden realizar en familia?

 Están ideadas para que sea una persona la que se aloje con cada familia, puesto que en este caso la inmersión es completa, al no tener el estudiante a nadie con quien conversar en español. Aunque también se acoge a uno de los dos progenitores en el caso de que sea un menor quien quiere realizar la inmersión.

 –¿Podéis contar alguna anécdota de alguna de las inmersiones lingüísticas que haya realizado alguien en Vive Inmersión?

 Lo más destacable que nosotros sepamos es la inmersión de un chico que venía para una semana y al tercer día tuvo que marcharse por motivos laborales, pero en cuanto pudo reanudó sin problema su estancia con la familia y pudo acabar su inmersión y completar su aprendizaje.

 –Personalmente, ¿habéis probado cómo es la experiencia?

 Aún no, pero sí tenemos previsto realizar una inmersión con nuestro hijo, pues nos encantaría poder verlo hablar en inglés con otros niños de su edad.

De todas formas, hemos de decir que las primeras inmersiones que se hicieron fueron de algunos familiares nuestros y amigos que les encantó la idea, ellos nos aportaron una opinión muy valiosa para poder continuar con el desarrollo y puesta en marcha del proyecto.

 – ¿En qué idiomas le habláis a vuestro hijo? ¿Qué edad tiene y cuál es su nivel de inglés actualmente?

 Creo que como les pasa a muchos padres hoy en día, siempre queremos que nuestros hijos aprendan inglés desde pequeños,  de forma natural y sin esfuerzos, así que nos pusimos manos a la obra.

Desde que  nació, veía la televisión solo en inglés, los cuentos solo en inglés, y de vez en cuando le hablamos en inglés (esta es la parte más difícil). Aún así, dos días a la semana, una chica nativa inglesa venía a jugar con él un par de horas y solo le hablaba en inglés, así que ha ido creciendo con dos idiomas casi simultáneos.

Ahora tiene 5 años. Diría que su nivel de idioma es bilingüe, porque entiende los dos idiomas sin diferenciarlos, eso significa, que hasta hace muy poco, él no sabía ni en qué idioma veía la televisión. Si le hablan en inglés él habla en inglés, pero automáticamente le hablas en español y te contesta en español, todo muy natural.

Él no sabe traducir, porque no ha traducido nunca, es decir, no funciona lo de pedirle algo en español para que lo diga en inglés porque no sabe. En su cabeza no traduce cuando oye los dibujos en inglés, y tampoco lo hace cuando le tiene que hablar a alguien en inglés.

Hemos tratado de crear un ambiente de inmersión lingüística alrededor de él que ha hecho que aprenda dos idiomas a la vez sin darse cuenta.

 – ¿Qué les aconsejaríais a otros padres que no son nativos y que están dudando si hablar en inglés (o en otro idioma que no sea el materno) a sus hijos?

Que sí lo hagan, que les hablen en inglés desde el principio y cuanto más mejor, así como los dibujos, canciones, cuentos, etc. Cuanto más mejor, y más de pequeños, que no se dan cuenta y aprenden sin esfuerzos.

Desde aquí le doy las gracias a Vive Inmersión por compartir con nosotros su interesante proyecto. Si queréis saber más sobre ellos, podéis visitar su página web o su página de Facebook.

Y vosotros ¿habéis realizado alguna inmersión lingüística? ¿cómo ha sido la experiencia?

 

Anuncios