Solo hace unos días que se publicó el libro “Mejora tu inglés y haz que tu hijo sea bilingüe“, pero después de conocer su contenido al ver el índice y este capítulo de muestra, puedo decir que, en mi opinión, es un libro imprescindible para todos los padres que estamos criando hijos bilingües en inglés. La autora es Pilar Vera, una madre española que también está criando a su hijo en inglés y que además escribe sobre su aventura bilingüe en el blog “lanonativa“.

Si queréis saber más sobre cómo surgió este libro y qué podéis encontrar en él, os animo a leer la siguiente entrevista a Pilar. Desde aquí le quiero dar las gracias por hablarnos sobre su libro y le auguro muchos éxitos. Yo ya estoy deseando tener este fantástico recurso en casa 🙂portada libro


– ¿Cuándo y por qué surgió este libro?

Al comenzar a hablar a mi hijo en inglés me di cuenta de que había muchas palabras del mundo de los niños que desconocía. También de que hay frases para demostrar cariño o para expresar diferentes emociones hacia los niños pequeños que nunca he escuchado en inglés. Otras veces, simplemente no estaba segura de si lo que estaba diciendo era una traducción demasiado literal o si un nativo diría algo similar. Necesitaba ver a otros padres cuya lengua materna fuera el inglés interaccionar con sus hijos.

Al no vivir en un país de habla inglesa y no tener amigos nativos con bebés, estuve viendo muchos vídeos de familias americanas y británicas en Youtube, pero no tenía tiempo para ver vídeos de 20 minutos en los que sólo encontrar 2 ó 3 minutos de interacción con los niños. Así que decidí poner solución a mis dudas:

Comencé a escribir las conversaciones que quería tener con mi hijo. Escribí muchas sobre distintas temáticas y cada vez más y más… Quería ampliar mis conocimientos en inglés para estar segura al hablar con mi hijo. Después encargué las traducciones de estas conversaciones y del vocabulario, verbos y frases hechas que me interesaban. Al tener las traducciones me di cuenta de que tenía una joya entre mis manos. Disfrutaba leyendo y releyendo todo tanto, que tenía que compartirlo. Así nació el libro.

Durante el largo año en el que he estado trabajando en el libro también he ido aprendiendo canciones para dar palmas, para hacer cosquillas, para botar con los peques y juegos para disfrutar con los niños una vez que se van haciendo mayores, y eso también quería compartirlo. Sobre todo porque no son las cosas típicas que los niños aprenden una vez que van al colegio sino que son otras muy tradicionales pero que todavía desconocemos u otras canciones y juegos que nos ayudan a realizar las rutinas del día a día con los niños y a divertirnos un rato riéndonos.

– ¿A quién está dirigido el libro?

Es un libro para familias que quieran hablar en inglés a sus hijos o incluso para profesionales de guarderías, colegios o cuidadores que estén en contacto con niños de entre 0 y 5 años y vayan a introducir esta lengua. Por otro lado, ya que todo el contenido está en español nativo y justo al lado en inglés nativo, también sirve para familias que quieran hablar a sus hijos en español. Mi objetivo inicial fue lo primero, sin embargo, una vez hecho, me he dado cuenta de que es útil para muchos más casos.

– ¿Qué temas trata?

El libro tiene 200 páginas con muchas de las cosas que los padres queremos decir a nuestros hijos desde que nacen hasta que van al colegio. Todo el contenido está traducido al inglés por nativos, de forma que nos encontramos con más de 1700 palabras, verbos y frases hechas, 80 conversaciones y muchas canciones y juegos que los hablantes de inglés usan con los niños y con los bebés.

Encontramos frases como:

¿Dónde vas, señorita/o? / Where are you going missy/mister?

¡Qué divertido! / It’s so much fun!

Te va dar algo de tanto llorar. / You’re going to make yourself ill with all this crying.

Llevas las legañas súper pegadas. Me está costando quitártelas. / The sleep is very sticky. I’m having real trouble cleaning it up.

Venga, una cucharada más y ya está. / Come on, one spoonful and we’re done.

¡Abre la boca! / Open wide! or Open up!

¡Eres un campeón! / You’re a champ! or What a star!

Son conversaciones en las que encontramos matices y expresiones que no solemos estudiar al aprender inglés como lengua extranjera.

Se tratan 80 situaciones diferentes en las que interactuamos con los niños. Por ejemplo, en el momento de Hora de comer, se propone vocabulario y conversaciones para cuando empiezan a tener hambre, para darles cereales y purés, para darles sólidos, para animarles por estar comiendo muy bien, para aquellas veces en las que no quieren comer y para enseñarles a comer solos. Otro ejemplo también es en el momento de ¡Ya no necesitas pañales!, en el que se propone vocabulario y conversaciones para animarles a no usar pañales, para enseñarles a pedir ir al baño y a usar el orinal o la taza del váter y para casos en los que hay pequeños despistes.

En el índice se pueden ver cada uno de los momentos que trata el libro y en el capítulo de muestra se puede ver la organización del libro y más ejemplos.

– Tú eres una madre española que estás criando a tu hijo bilingüe en inglés. ¿Qué edad tiene tu hijo ahora? ¿cómo es su inglés? ¿qué método estáis utilizando para que aprenda?

Exacto. Papá es español y yo española. Él le habla en español y yo en inglés. Empecé a hablarle en inglés cuando cumplió dos meses, ahora tiene 15 meses. Por ahora comprende muchas de las cosas que le decimos tanto su padre como yo, pero no dice ninguna palabra comprensible. El otro día me dijo el pediatra que la media en el habla de los niños es a los 18 meses ser capaces de decir 10 palabras, así que en unos meses supongo que mi hijo, además de comprender, comenzará a decir alguna cosita.

En cuanto a la forma de ayudar a nuestros hijos a ser bilingües, soy de la opinión de que hay tantas formas buenas de introducir una lengua extranjera a nuestros hijos como familias hay en el mundo. Yo he elegido hablar a mi hijo en inglés desde pequeño ya que se adapta perfectamente a mi familia, a mi situación personal y a lo que me apetece. El libro sin embargo, no está enfocado a cómo introducir el inglés a nuestros hijos, ni explica ningún método, ni indica ningún estudio al respecto. Es simplemente una recopilación de vocabulario, conversaciones, canciones y juegos que cada familia puede usar como quiera: desde una hora al día en forma de rutina, hasta todas las horas del día, eso ya, cada uno tiene unas necesidades. El libro lo que hace es proporcionarnos lo que un nativo diría en cada una de las situaciones que se pueden ver en cada una de las situaciones que vienen en el índice.

– ¿Podrías destacar alguna anécdota personal sobre vuestra andadura bilingüe? ¿y sobre el libro?

Algo muy positivo que ya he podido disfrutar es el hecho de viajar y encontrar a personas extranjeras que hablan a mi hijo y le hacen carantoñas en inglés. Son tanto nativos ingleses como suizos, franceses, alemanes, chinos… de muchas nacionalidades, pero todos usan el inglés para decirle las cosas a mi peque. El inglés es ahora mismo una lengua que usamos para comunicarnos con cualquier persona del mundo.

Por lo demás, no hay ninguna otra anécdota en concreto. Somos una familia muy normal, criando a nuestro hijo de una manera muy corriente. Todo fluye de forma sencilla, con las aventuras y desventuras habituales.

– ¿De qué manera crees que este libro puede ayudar a otros padres que están intentando criar hijos bilingües en inglés?

¿No nos encantaría tener a nuestra disposición a un hablante nativo de inglés las 24 horas del día para preguntarle nuestras dudas de vocabulario, cómo se dice esto o lo otro, o qué juegos se pueden hacer con los niños, o si es mejor usar una palabra u otra…? Pues eso es lo que intenta hacer el libro. Ofrecer algunos de esos conocimientos por el precio de un simple libro.

Por otro lado, me gustaría animar a todos los papás que vayan a hablar en inglés a sus hijos diciéndoles que seguramente la forma en la que vayan a hablar a sus hijos ya sea buena. No hace falta buscar la perfección, lo ideal es la naturalidad. Lo que propone el libro no es la única manera de decir las cosas. Sencillamente, es una que usarían unos hablantes nativos y que nos viene de maravilla para ir habituándonos a la forma que tienen los hablantes de inglés de interaccionar con los niños de 0 a 5 años aproximadamente. Es genial tener doscientas páginas con ejemplos de frases y actividades que podemos usar con nuestros hijos para irles introduciendo la lengua inglesa.


Si queréis comprar el libro, podéis hacerlo en Amazon, aquí. Para saber más sobre Pilar, podéis visitar su blog o su Facebook.

Anuncios