Cualquier niño puede hablar cualquier lengua a la que esté expuesto. No es una proeza que con aproximadamente dos años hablen la lengua a la que están expuestos a nivel nativo, sea la lengua materna u otra.” Esto es lo que afirma Carolina Marcos, residente en Burgos, licenciada en Humanidades, emprendedora y, tal y como ella se define, “sobre todo, madre”, ya que eso fue lo que le cambió la vida y lo que la llevó a crear su propio trabajo y la labor que ocupa el 100 % de su día a día.

El inglés se le dio bien en el colegio y el instituto y la fluidez la consiguió en una corta estancia en la isla de Malta antes de comenzar la Universidad. Su madre, en su inmensa sabiduría, le aconsejó estudiar algo relacionado con él y ella, en su inmensa rebeldía de adolescente, no le hizo caso. Pero al convertirse en madre también adquirió la inmensa sabiduría que ello conllevaba y el inglés y ella se reencontraron.

El hijo de Carolina, Carlos, tiene 6 años y habla un inglés espectacular. Cuando lo vi en uno de los vídeos de su canal de Youtube, me quedé alucinada.

Si queréis saber más sobre ella, su hijo y Welcome to the World, su interesante proyecto, os animo a leer la siguiente entrevista, en la que nos da más detalles.


¿Cuándo y por qué decidiste hablarle en inglés a tu hijo?

Cuando me quedé embarazada, una de las cosas que tenía claras es que él aprendería inglés de una forma diferente a la que lo hice yo, sin clases, sin exámenes, de forma natural y por supuesto temprana.

Estuve informándome y todos los estudios, desde la lingüística a la neurociencia hablaban de la idoneidad de exponer a los niños a una segunda lengua desde su nacimiento. Así que Carlos escuchó inglés desde que nació.

¿Qué método o recursos habéis utilizado en casa para promover su aprendizaje del idioma?

Mi nivel no es en absoluto bilingüe y mi marido no habla ni una palabra de inglés, así que comencé a hablarle en ambos idiomas indistintamente, sin seguir ningún horario o actividad específica. El inglés era la lengua minoritaria y sólo lo utilizaba en las situaciones en las que me sentía realmente cómoda, ya fuera formando frases completas o combinando los dos idiomas en una misma frase.

Lo que siempre, siempre, siempre he hecho es utilizarlo sólo en los momentos lúdicos y nunca en los tensos.

Lo que conseguía con ello era normalizar el idioma y vincularlo mentalmente al juego y a la diversión, que son los momentos en el que el cerebro de los niños está en plena ebullición absorbiendo con ansia todo lo que ocurre a su alrededor.

Además, el usar el inglés en momentos lúdicos no significa que sólo puedan utilizarse vocabulario de juguetes, sino que se utiliza todo lo que yo considero básico de una lengua: frases afirmativas, interrogativas y negativas, los verbos más comunes, todos los pronombres interrogativos, diferentes tiempos verbales,…

¿Qué os ha dado mejor resultado?

Carlos ha alcanzado un nivel nativo tanto de comprensión como de reproducción con 5 años y medio.

De forma resumida, a lo largo de nuestra experiencia en esta aventura bilingüe ha habido estas 3 etapas:

1. Exposición continua desde el nacimiento (0 a 2 años). En mi caso hablé en inglés con Carlos desde que nació, pero a la vez que lo hacía en español. Los ratos en inglés eran vinculados a los momentos de juego o aquellos en los que me sentía más segura utilizando esa lengua. Yo le hablaba a Carlos en inglés cuando jugaba con él en casa y los dibujos que veíamos en la tele siempre eran en inglés.

2. Búsqueda de exposiciones adicionales (2 a 4 años). Estamos hablando de niños pequeños, así que esta exposición tiene que contar con juegos y si estamos hablando de horas sueltas deben de ser en grupos reducidos. En nuestro caso, cuando Carlos cumplió los dos años nació mi proyecto basado en él, “Welcome to the World”, un espacio de inglés para ofrecer horas lúdicas de exposición en grupos súper reducidos y de niños de la misma edad. Carlos venía a la academia 2 días por semana a jugar en inglés en grupos reducidos y adaptados a su edad.

3. Con estas dos etapas cumplidas, lo que hemos conseguido es sentar unas bases indispensables para el aprendizaje de una lengua y le hemos mostrado que el inglés es una forma de comunicación y juego igual que lo es nuestra lengua materna. Con 4 años, Carlos entendía todo lo que yo o las profesoras de la academia le decíamos en inglés, pero aún no articulaba frases completas. Fue entonces cuando empezó a navegar por YouTube, siempre viendo vídeos en inglés. Al principio eran dibujos animados, pero con el tiempo fueron youtubers norteamericanos de su misma edad (con sus papás) hablando de forma fluida y natural, en canales de YouTube como este al que se aficionó.

El resultado de estas tres etapas fue que a los 5 años y medio empezó a hablar en inglés de forma fluida y con pronunciación americana nativa.

¿Qué edad tiene tu hijo ahora y qué nivel de inglés tiene?

Acaba de cumplir 6 años y lleva hablando de forma autónoma, fluida y a un nivel bilingüe desde hace 6 meses.

¿Os habéis encontrado con algún inconveniente a lo largo del camino, como por ejemplo que él no quisiera hablar en inglés en determinadas situaciones? En caso afirmativo, ¿cómo lo habéis afrontado y/o resuelto?

Lo que he aprendido en todo este proceso que es la maternidad es que cada niño lleva su ritmo. Mi peque dejó el pañal sin traumas cuando estuvo preparado (lo intentamos antes, pero fue absurdo), empezó a hablar cuando estuvo preparado (bastante más tarde que otros niños, pero es cierto que también más clarito desde el principio) y comenzó a hablar inglés cuando estuvo preparado (independientemente del tiempo que hacía que lo entendía).

¿Cuál es su actitud actualmente respecto al inglés?

El inglés es su lengua natural cuando está jugando, que afortunadamente es la mayor parte de su tiempo.

Independientemente de si juega en casa, en el supermercado, en el ascensor,.. e independientemente también de las personas que estén a su alrededor.

La palabra que describe su actitud hacia el inglés es naturalidad.

A raíz de esta experiencia, surgió un bonito proyecto, que lleva unos años en marcha: Welcome to the World, ¿en qué consiste?

WttW es el espacio para niños en inglés que desde que nació Carlos busqué y no encontré. Lo que buscaba era un sitio familiar y divertido, donde mi peque pudiera sentirse seguro y como en familia, que además le aportara el mejor nivel de inglés posible y que se adaptara a mi hijo (a sus ritmos e intereses) sin las rigideces de las franquicias.

Por eso WttW no es sólo una academia para niños, es un espacio en el que tiene cabida toda la familia, que pueden participar en las clases para babies, los talleres de fin de semana, los cursos para padres, las fiestas,…

Ahora que Carlos tiene 6 años, me gustaría contribuir con mi experiencia a que cualquier niño pueda conseguir los mismos resultados. Por eso, en Welcome to the World ofrecemos:

1. Un curso de inglés para padres, para ofrecer a los padres interesados todos los recursos necesarios para sentar unas bases sólidas.

2. Horas de exposición lúdica al inglés en grupos súper reducidos, ya sean en forma de curso escolar o como talleres de fin de semana.

3. Un playgroup para, una vez conseguida la fase de comprensión, den rienda suelta a la de ejecución y comiencen a hablar de forma autónoma.

4. Nuestro canal de You Tube, con las aportaciones de Carlos para ofrecer tiempo de exposición de niños para niños.

¿Y las clases de inglés para padres? ¿en qué consisten y a quién están dirigidas exactamente? ¿qué nivel previo de inglés necesitan tener los padres que quieren asistir?

Según mi experiencia, la clave es el tiempo de exposición al inglés. Si esa exposición es de calidad y motivadora, el éxito está asegurado y no hay mayor motivación para un niño que jugar con sus papás.

Si el juego es en inglés, el niño aprende inglés (lo mismo ha ocurrido con el castellano sin que nos demos cuenta). Así que con este curso les ofrecemos a los papás los recursos necesarios para jugar en inglés: vocabulario y pronunciación (fonética).

Con el nivel de instituto podemos empezar a trabajar. No pretendemos formar a profesores de inglés, lo que queremos es que los padres se encuentren seguros utilizando el inglés en casa y que aporten un poquito más de tiempo de exposición.


Desde aquí le quiero dar las gracias a Carolina por explicarnos su experiencia familiar con el inglés y por hablarnos sobre Welcome to the World. 

Si queréis ver alguno de los vídeos de Carlos, podéis visitar el canal de la academia. Para saber más sobre la academia, podéis visitar su web o su Facebook.

Si eres padre o madre criando a tu hijo bilingüe en inglés o si tienes un proyecto relacionado con ello, te animo a que te pongas en contacto conmigo aquí y nos cuentes tu experiencia 🙂

Anuncios