Hace unos días me llegó totalmente por sorpresa un email que decía que nuestro blog estaba nominado a los premios Madresfera 2017, en la categoría de Educación. La verdad es que no me lo esperaba para nada, pero no voy a negar que me hizo muchísima ilusión.

Este blog lo empecé hace ya más de dos años con la idea de usarlo como una especie de diario y para compartir e intercambiar experiencias con otros padres y madres sobre el hecho de hablarle en inglés a mi hijo desde que nació, a pesar de no ser nativa.

La verdad es que cuando empecé escribiendo el primer post no me planteé si a día de hoy seguiría escribiendo, pero me alegro de haber continuado. Según la época, tengo más o menos tiempo de escribir, pero intento ir haciéndolo cuando puedo (y si no estoy demasiado cansada) para comentar algunos recursos o juegos que a nosotros nos han ayudado en casa en esto del bilingüismo, para compartir expresiones o palabras en inglés que creo que pueden ser útiles o para presentaros, mediante entrevistas, a otros padres y madres inmersos en esta aventura, así como otros proyectos interesantes relacionados con esto. Gracias a todo ello, puedo decir que el escribir este blog no solo me ha ayudado a conocer a otras familias y proyectos geniales, sino que además me ha ayudado a no desanimarme a seguir hablándole en inglés a mi hijo, ya que, entre otras cosas, he podido ver que había más padres “frikis” como yo (perdonadme la expresión, lo digo con todo el cariño).

Este blog también me ha servido para afianzar mi compromiso de seguir explorando el mundo en inglés con mi hijo, para seguir aprendiendo y compartiendo cosas nuevas con él. Quizá si no hubiera decidido empezar el primer post  que escribí, “por qué decidí hablarle a mi hijo en inglés en casa“, no hubiese continuado con todo esto.

También gracias al blog y, sobre todo, a todo lo que hay detrás de él, he podido empezar recientemente un nuevo proyecto laboral relacionado con la enseñanza del inglés (de esto puede que hable más adelante). Si no hubiese empezado a hablar en inglés con mi hijo cuando nació, posiblemente a día de hoy mi nivel del idioma hubiera disminuido bastante y no hubiese estado motivada ni a seguir aprendiéndolo ni a disfrutar enseñándolo.

Así que, gracias blog, gracias a todos los que me habéis apoyado para que hable en inglés con mi hijo y gracias a todos los que habéis estado al otro lado de vuestras pantallas leyéndonos, motivándonos a continuar con este pequeño gran proyecto.

Si os gusta nuestro blog o si os ha podido ser de ayuda en algún momento, os agradeceré muchísimo que nos dejéis vuestro voto aquí. Recordad que para que el voto cuente tenéis que validarlo desde el email que os envíen, si no, no tendrá validez.

El sorteo se hará dentro de 3 días, ¡¡qué nervios!!

De nuevo, ¡gracias, gracias, graciassss!

Anuncios